La cajita de música

Bajo la ventana del taller la tela arrugada esconde la pieza maestra del juguetero. Una preciosa caja de música articulada que él mismo ha construido. Cada día pone a prueba sus engranajes.

 Un incesante subir y bajar de escaleras lo mantiene ocupado. Revisa los últimos datos en la sala de máquinas y anota cualquier variación. Calibra palancas y contrapesos. Regula niveles y movimientos. Una labor de años que cada día repite como si fuera él mismo una máquina exacta.

Aquella mañana mientras comprobaba mecanismos en la sala del sótano, algo, en el taller, parecía moverse a su antojo bajo la tela. Un tintineo de cascabelillos susurraba secretos de un lado a otro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s