“Esto es la guerra”

ESCENA I

Asoma el sol al cielo. Los pajarillos regalan sus trinos al rocío de la mañana. El olor del campo felicita al día. Los grillos duermen las alas del cortejo sobre sus lomos fatigados. El aire cosquillea a las mariposas enamoradas. Adorna la estampa el sonido de la brisilla que se escapa de entre las hojas de un manzano ambiguo, ya que la frontera, punto exacto del conflicto, insiste en dejar a un lado sus raíces y al otro sus fruto.

Observa, curioso, el sol en el cielo. Los pajarillos cierran el pico. El rocío se evapora. Los grillos brincan en lamentos. Las mariposas se apresuran en abrochar sus colores. Las pisadas impetuosas de los generales han roto la sinfonía de primavera. Cada uno, desde su lado, va a recolectar del árbol lo que le pertenece. Ensimismados en su posesión y en sus dominios no se percatan de la presencia del invasor.  Enredados entre ramas y manzanas, coinciden en esfuerzo al tirar del mismo fruto.

 

GRAL. PLUS.:           ¡Eh, oiga! ¿Pero qué demonios está usted haciendo ahí? Habrase visto semejante desvergüenza. Está usted robando al glorioso estado Plusdiestro, suelte inmediatamente lo que ha cogido, ¡ladrón, caradura, asesino!…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s