La familia Peluzco

 La familia Peluzco podía pasar horas peinándose antes de salir a la calle. Eran conocidos por lucir extravagantes peinados y gastarse generosamente su dinero en champú, peines y mucha laca. Decir Peluzco era sinónimo de alta peluquería. Atraían las miradas en cualquier reunión social. Entre la multitud, se les identificaba claramente fijándote sólo en sus elaborados peinados: en forma de barco de vela, de templo budista o de selva amazónicaSe contaba de ellos que si trenzaban todos los pelos de la familia, se podría fabricar una soga tan larga como la distancia a Saturno. La felicidad de la familia Peluzco era reconocida por sus vecinos. No podían ser más dichosos. Eso pensaban ellos también hasta que un mal día todo se torció. El pequeño Javier, su único hijo, comenzó a portarse de forma muy, pero que muy extraña…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s